lunes, 7 de julio de 2014

¿Por qué una ley específica de protección de la traducción?

En un mundo en el que la traducción va camino de convertirse en una de las principales actividades profesionales de intercambio y desarrollo cultural, llama enormemente la atención el inexplicable vacío legal en el que se ven obligados los profesionales de este rubro a ejercer su labor. La traducción está contemplada, como mucho y en términos muy generales, en el articulado de la variopinta legislación internacional sobre Propiedad Intelectual que rige en los diversos países, y siempre de un modo inespecífico e insuficiente, sin tomar en cuenta la complejidad de sus particularidades laborales, comerciales, académicas, etc.

Adherir